jueves, 15 de julio de 2010

Barranco Estribiella

Domingo11 de Julio de 2010



El día anterior hemos hecho el Fago, y tras terminar tomamos rumbo al Valle de Echo y montamos el chiringuito pasando Siresa. El sitio parece una exposición de furgonetas y caravanas, madre mia que despliegue de medios por parte de la gente.

Campamento base

Desde ese punto tenemos acceso rápido a varios barrancos variados en dificultad y longitud, como la Boca del Infierno, Barranco del Hospital, Barranco Jardín, Barranco de Espata, Barranco de Aguas Tuertas y Barranco de Estribiella.

Este último es el que decidimos hacer, puesto que con un sólo vistazo al croquis podemos ver que se trata de un descenso de los de verdad con una gran cantidad de rápeles. De hecho, ha resultado ser uno de los mejores barrancos que he realizado esta temporada.

Nosotros teníamos los croquis de la biblia online del barranquismo, y bajamos los 2 tramos del Estribiella, el superior y el inferior. El tramo superior es realmente magnífico, está muy bien formado y destaca por su verticalidad enlazando un rápel tras otro y con un par de toboganes limpios. Por contra, la segunda parte es más tendida y con pequeños rápeles, teniendo muchos tramos muertos entre uno y otro, lo cual se hace muy pesado por lo resbaladizo que es el río. Sin duda, es recomendable abandonar el río tras el último rápel de la primera parte, punto marcado con unos hitos.

La campa donde empieza la aproximación

La aproximación comienza en una campa que se encuentra llena de furgonetas, y hay un cartel indicador que señala la subida a Peña Forca y al barranco. Me sorprende ver como está escrito como Estriviella, con v. ¿Cuál es el término correcto?

¿Estribiella o Estriviella?

Ascendemos por el sendero, al comienzo separados del río, y poco a poco nos acercamos a él y podemos ver alguno de los puntos del descenso. Por suerte la sombra de los árboles nos acompaña, pues vamos salvando desnivel constantemente y el calor aprieta aunque todavía no son las 9 de la mañana.

 Buru durante la subida


En 45 minutos salimos del bosque para coronar en una bonita pradera y observar que todavía hay neveros que auguran un agua bien fresquita en esta ocasión. Las vistas son fantástica, y sólo para estar allí merece la pena el esfuerzo.

Llegando a la pradera superior

Avanzamos unos metros por la pradera hasta encontrar un buen sitio para bajar hasta el cauce. Nos enfundamos los trajes espaciales y confirmamos que hoy no vienen nada mal los guantes para no pasar frío.

La pradera

Rápidamente estamos en el primer rápel, de 25 metros, y a la mitad descubres la contundencia del agua cuando se precipita irremediablemente sobre tu cara. Seguro que seria un fantástico hidromasaje para Shrek, pero para nosotros se nos hace complicado enterarnos de algo bajo tal cantidad de agua. Sin duda un gran comienzo para este barranco.

 El Lobo en el primer rápel

Ya calados hasta los huesos un segundo y tranquilo rápel de 9 metros no supone ningún problema. La reunión está sobre un bloque que hace que bajes en volado un par de metros hasta las ahora tranquilas aguas del Estribiella.

David en la segunda cascada

Continuamos con un destrepe que tiene una cuerda instalada, como algunos otros pequeños rápeles del segundo tramo. También un rápel de 3, es una pena que las pozas no sean profundas para hacer algún salto.

Resaltes

Llegamos al tobogán de 5 metros, tan perfectamente pulido que parece de un aguapark. Por supuesto lo repetimos un par de veces!!

Imagen capturada de uno de los videos

Ahora es el turno de un rápel de 17 que posiblemente se podría hacer un trozo como tobogán dejando la cuerda un par de metritos antes de la poza, aunque con cuidadito. Es una bonita cascada que da gusto  bajarla a toda velocidad rapelando con el culo.

David, Carmina y Buru

El rápel completo

Pasado el supertobogán, llegamos un pequeño rápel marcado como punto conflictivo en los croquis en caso de encontrarnos con un caudal alto. Es normal, pues se estrecha muchísimo y es un resalte con una profunda poza intermedia, estrecha pero peligrosa si te cae una gran cantidad de agua encima tuyo. Sin duda no me gustaría pasar por ahí con mucho agua, no se como lo harán en esos casos, una posible opción sería saltarlo, pero supongo que no estará tampoco muy cómodo al no haber ninguna repisa donde apoyarse.

Petra en el resalte peligroso con caudal (no es el caso)

Tras ello llegamos al punto clave del descenso, que son 2 cascadas de 20 y 30 metros separadas por un pequeño resate de 2 metros.

Agüita freca

La primera de ellas la vimos desde la aproximación, pues se pasa justo al lado. Se comienza el rápel desde un espectacular balcón al Valle de Echo, teniendo una primera parte de tobogán, que luego da paso a una vertical lanzando el agua sobre los barranquistas y dando lugar a una espectacular y estética bajada.

El Lobo


Petra

Aquí unas fotos de este divertido rápel, ahora visto desde abajo.

 Carmina dandose una ducha


Tere en el rápel

 Tere limpiandose la cera de los oidos

 Para acceder al siguiente rápel, bajamos a una poza con un bloque y llegamos a la siguiente reunión. Ahora nos espera una gran cascada en la que el agua parte de una poza central extendiendose hacia los lados sobre una enorme pared. Si intentamos bajar con los pies esta cascada, casi seguro que terminaremos con algún moratón en rodillas, codos o cualquier otra parte del cuerpo, porque al igual que el resto del barranco, resbala una barbaridad.

David en la cascada de 30


En este punto tomamos un descansito al sol y aprovechamos para picar algo. De nuevo somos un grupo de 8 personas, demasiados para ser ágiles en este tipo de descensos, asi que llevamos ya 2 horas y media a remojo y lo que nos queda....

Romo preparando la cuerda

Ahora nos espera una sorpresa con la que no contábamos. Tenemos un rápel de 20 y otro de 12 juntitos, pero no hemos visto que la reunión intermedia viene marcada en los croquis como clavos y no parabolts. Y efectivamente es lo que nos encontramos al bajar los 20 metros. La cuerda no llega por los pelos para encadenar los 2 rápeles, así que tenemos que fiarnos de los 2 clavos que hay allí.

 Tere en el primero de los 2 rápeles juntos

También hay equipado un pasamanos para evitar estos 2 rápeles, pero está con unas cuerdas viejas de espeleo que ya no tienen muy buena pinta. En un mapa de la zona en el que vienen reseñados los barrancos, hemos visto que la altura del rápel más largo es de 35 y no sabíamos la explicación. Aquí puede estar el por qué. Si lo hubieramos sabido antes, juntando la cuerda de 60 con la de 40 que llevabamos, hubieramos podido hacer los 2 rápeles del tirón evitando la reunión de clavos intermedia (esperando no tener problemas para recuperar las cuerdas).

 Tere en la reunión de clavos y Carmina rapelando

Ya sólo nos queda una cascada para terminar el primer tramo del descenso. Se trata de 18 metros de caída con una repisa intermedia que concentra casi todo el agua en un embudo. Podemos bajar por la parte izquierda para tener un poco de tranquilidad o inmolarnos por el embudo y pegarnos una buena ducha, pues el agua golpea fuerte en ese punto.  Es recomendable sacar la cuerda del embudo y llevarla a la parte de fuera si queremos que los siguientes puedan tener un descenso más tranquilito, o terminarán casi seguro en medio del chorro.

Apenas se ve, pero David está en la parte baja de la cascada, a punto de tocar el suelo, con saca azul

Una vez aquí, creo que hay que bajar un resalte hasta ver los hitos que marcan la subida al camino de aproximación y en 20 minutos llegar a los vehículos. Nosotros hicimos la segunda parte, que tiene 4 rápeles desde árboles y muuuchos metros de río que recorrer y muchos patinazos que sufrir por el camino.

Algunas fotos de la segunda parte:

 Petra rapelando tranquilamente

Resalte


Toboganes rojizos

Tercer rápel de la segunda parte

El último rápel del Estribiella

Esta segunda parte es recomendable solamente si nos hemos quedado con muchas ganas de más, pues después de un primer tramo tan fantástico, desmerece un poco el conjunto. Hay que saber cuando retirarse con gloria :-D

De todas formas, un gran barranco que encontramos en unas perfectas condiciones de caudal. Repetiremos.

0 sartenazos:

Publicar un comentario