miércoles, 3 de febrero de 2010

Escalada en Hielo en la Laguna Negra de Vinuesa



Después de un tiempo de inactividad hay que ir poniendose las pilas otra vez, este fin de semana Ratilla y yo estuvimos en Soria, para subir a la Laguna Negra.

Nunca había estado allí en invierno, y me apetecía mucho conocer el lugar con un buen paquete de nieve. Además tenía entendido que se podia hacer algo de hielo alli, y como el tiempo no nos habia permitido escalar en Neila, decidimos probar suerte en Soria a pesar de las malas previsiones metereológicas.



Durante el camino en coche, la cosa pintaba bastante fea, estaba nevando en Vinuesa y alrededores y era probable que la carretera estuviera completamente cubierta de nieve, lo que viene a ser una aproximación de unos 10km. Por suerte pudimos meter el coche un buen trecho  hasta donde se quedó atascado, de modo que con un poco de paciencia y una pala conseguimos darle la vuelta listo para cuando regresaramos. Para entonces, el día habia cambiado, a mejor, y el sol nos acompañaba a ratos. Calculabamos estar a unos 6 km de la Laguna, cogimos la mochila con cuerdas, arneses y demas material, raquetas en los pies y poco a poco ascendimos hasta la Laguna.



El lugar está precioso, lleno de nieve, hasta los quitamiedos están sepultados por la enorme manto blanco y con las raquetas subimos muy comodamente en un paisaje en el que no se ve ni una sola huella. Parece que la suerte nos acompaña.



Una vez llegamos a la Laguna, vemos que somos los únicos allí, aunque al poco llegará un enorme grupo al que hemos adelantado por el camino. Observamos las paredes en busca de algo de hielo que escalar. No hay muchas cosas, pero las hay.



Lo más evidente es una pared pegada a la enorme cascada que se encuentra a la derecha de la Laguna. La cascada tira un montón de agua, pero parece que ese lateral está en condiciones.



Tenemos un buen día, tenemos paredes, tenemos cuerdas y tenemos hielo. Pero lo que no tenemos es experiencia. La idea es practicar algo con la intención de poder meternos en algún corredor y que al menos sepamos por donde nos da el aire. Entre los dos tenemos la enorme cantidad de 2 tornillos de hielo!!! Con esto no creo que podamos hacer maravillas. Al menos unos cuantos friends y unos fisureros nos han acompañado en la subida :-D



Yo soy partidario de subir por un lateral, hasta uno de los arboles, poner una cuerda y hacer un top-rop pero simulando con la otra cuerda que vamos de primeros, parando a meter seguros y esas historias.




Pero Ratilla prefiere intentar subir justo por la izquierda de la cascada que tira agua, escalando de primero, y a pesar de mis recomendaciones de que no lo haga, finalmente se mete a por ello. El resultado de una caída escalando por ahí sería terminar en el agua en caso de que no aguanten los seguros (que es posible que no lo hubieran hecho), y no me apetecía mucho mojarme.



Ratilla conseguirá subir sin tirarme al agua, aunque los dos pasamos algo de miedo y yo un poco de frio, ya que fué necesaria una hora para que  ascendiera los 15 metros que tendría la cascada. En la subida usó un tornillo, dos fisureros, un friend y un puente de hielo que partión en cuanto le dí un tirón. Hay que decir que le echó un par de huevos :-D Reunión en un arbol y para abajo.






Yo subo de segundo, al llegar a la reunión hago una travesía a la izquierda, hasta colocarme sobre un arbolito que está justo encima de la pared cubierta de grueso hielo. Reenvío la cuerda por el arbolito con una cinta plana y un mosquetón de seguridad y me descuelgo, ya por el centro de la pared.





Nada mas bajar le doy un pegue a la cascada. Estoy convencido de que subiré con facilidad, igual que en otra ocasión que estuvimos en Neila. Pero no es así, llevo las dragoneras mal ajustadas y tengo que sujetarme muy fuerte a los piolets, y la pared es completamente vertical, no como las que probamos en Neila. En definitiva, un desastre, en 2 pegues estoy reventado y he llegado a la mitad de la via con muchas dificultades.  Bajo para descansar y la intenta el ratilla, que con mucho menos esfuerzo llega hasta arriba sin caerse.



Vuelvo a intentarlo con poca fortuna y bajo de nuevo para ajustarme bien las dragoneras. Con ellas bien colocadas ya no necesito agarrarme al piolet todo el tiempo, y la cosa cambia bastante, me quedo muy cerca de la cadena pero las fuerzas no me dejan llegar hasta arriba... otra vez será.


De nuevo sube ratilla, esta vez a toda velocidad, parece que le ha cogido el truco, y desmonta ambas reuniones, para rapelar del arbol.



Con la tonteria son las 5:15 de la tarde, asi que nos apuramos a recoger un poco las cosas, bajamos hasta el refugio y alli con un té repartimos el material, metemos las cuerdas en la mochila y nos calzamos las raquetas para bajar hasta el coche de nuevo. Al salir del refugio empieza a nevar un poquito, pero no nos importa porque ya hemos hecho todo lo que queríamos. En algo menos de una hora estamos en el coche, justo cuando empieza a hacerse de noche. Sin problemas llegamos a la carretera y dejamos atrás la nieve.


El día ha superado todas las expectativas posibles y volvemos muy contentos a casa.

1 sartenazos:

Ciprian Florin Andrecuţ dijo...

Hmmm ..... que he visto en fotografías, varias líneas de escalada mixta (dry tooling).
Un verdadero paraíso.

Publicar un comentario