martes, 16 de junio de 2009

4 Barrancos en 3 días. Día 2 Gorgas Negras y Barrasil

El día anterior hemos hecho el Mascún, y no contentos con llevarnos a casa el segundo barranco más largo de Guara, nos vamos a por el mayor de todos, el Gorgas Negras.

En las descripciones, el tiempo aproximado para completar el Gorgas Negras y después el Barrasil son unas 12 horas repartidas de esta manera:

Aproximación: 3 horas
Descenso Gorgas Negras: 6 horas
Descenso Barrasil: 3 horas ( o volver por la aproximación del Barrasil, que son 2 horas)

Sábado 13 de Junio. El despertador suena a las 6 de la mañana, pero tenemos 2 bajas del día anterior, Nere, que piensa que es mucho tema para ella (aunque no es así) y Danone, que tiene la espalda jodida.

De derecha a izquierda: Romo, Ratilla y yo


A las 7:15 estamos saliendo Romo, Ratilla y yo del camping. La primera subida me cuesta un montón, no he pasado una buena noche y estoy cansado del día anterior, pero en 50 minutos estamos al final de la pendiente, donde paramos unos minutos.

Seguimos hasta el pueblo abandonado de Nasarre, donde debemos coger un estrecho camino que lo rodea por la izquierda, pasar por la Iglesia y seguir hasta salir del pueblo a la izquierda de la última casa.

La Iglesia de Nasarre


Llegados a este punto solo queda bajar hasta el cauce del río siguiendo los hitos. De cualquier manera es imposible perder de vista las inmensas paredes que indican la presencia del barranco.


Son las 10:10 cuando entramos en el agua, así que en algo menos de 3 horas hemos llegado a la cabecera del barranco, hemos comido un bocadillo, descansado un poco y nos hemos puesto los neoprenos. Por supuesto, hay un montón de gente en la cabecera del barranco, y esperamos a que se empiecen a dispersar.



Este barranco no tiene muchos problemas de aglomeraciones, puesto que hay que nadar mucho, andar bastante y saltar a saco, de forma que no hay muchos rápeles donde agolparse. Romo y Ratilla consiguieron hacer toooodo el barranco sin ponerse el arnés, mientras que yo hice un par de rápeles, uno en un salto bien esquivando un saliente de roca y otro en una cascada estrecha de unos 13 metros que daba bastante yuyu. El salto mas grande lo hicimos todos.

El Gorgas negras recibe su nombre de la primera parte del barranco, con unas pozas algo frías y negras en una zona estrecha que va dando la impresión de que el barranco va a ser tremendo (y con razón).



video

El descenso por el interior del barranco tiene una longitud aproximada de 6 km, de modo que durante todo este recorrido nos vamos encontrando con todo tipo de bloques, grandes badinas que hay que nadar, algún pequeño tobogán. Pero sobre todo SALTOS.




video

Aquí Romo saltando en la cascada que a mi me dio mas impresión y finalmente no me lancé. Para la próxima ocasión no tengo intención de usar la cuerda para nada :-D

video

Después seguimos sin tiempo para el aburrimiento, las paredes que nos rodean son gigantescas, las aguas cristalinas y donde no hay grandes saltos para poder avanzar, los vamos buscando nosotros.


Casi todo el rato el cauce esta bastante engorgado, estrecho e imponente y en algunos puntos el agua te golpea con fuerza al meterte en la corriente.



El tiempo nos acompaña y el lugar es increíble, nos divertimos haciendo el tonto todo el rato.



Hasta que llegamos al salto mas cañero de todos, en el que si saltas sobre la cascada hay que tener cuidado de impulsarse lo suficiente para esquivar la colada por la que baja el agua. Mas tarde vimos que otra gente saltaba desde la piedra que se ve a la derecha y que evita tener que hacer virguerías para caer. Ya es la una del mediodía, y paramos a comer un poquito.


En el vídeo Ratilla y yo saltando

video

Pasado esto, más nadar, más saltar y más hacer el tonto, esquivando algunas badinas andando por caminitos en los laterales.




Antes de darnos cuenta, hemos terminado el Gorgas, encontramos a otro grupo que va a salir por la aproximación del Barrasil. A nosotros nos habían metido tanto miedo con el barranco que se nos ha hecho corto y pensábamos que todavía teníamos que hacer los saltos grandes, jeje.

Ya sin la tensión de antes, continuamos aún más relajados por el Barrasil, donde encontraremos a varios grupos guiados.


Este descenso no es comparable en nada al Gorgas, pero nos resultó muy entretenido y no se nos hizo pesado para nada, que era lo que todo el mundo nos decía. Esta parte del río es mucho menos profunda pero tiene más fuerza la corriente.

Intentamos entretenernos con cualquier cosa que encontramos en nuestro camino
video

Una larga badina que debemos nadar marca el final del barranco, y a las 5 menos 20 estamos en el puente.



Han sido unas 9 horas y media para completar la aproximación, el descenso del Gorgas y del Barrasil. Y eso que nuestro ritmo no ha sido rápido, aunque se nota que no hemos montado numerosos rápeles en los que hemos saltado.


Si el Mascún fué de 10...., el Gorgas es un barranco de 11 sobre 10.


1 sartenazos:

Anónimo dijo...

Estoy enganchado Xd Xd

Jesu.

Publicar un comentario